martes, 16 de noviembre de 2010

Los “Toritos” están imparables

Linares se hace respetar en casa. Ello, porque logró una buena cosecha de puntos al imponerse a los sextetos Universidad Católica y Club Providencia. Con dichas victorias la escuadra del técnico Jaime Grimalt Suárez apunta al tricampeonato

LINARES.- Un fin de semana redondo cumplió el equipo linarense que juega en la Liga Nacional de Vóleibol, tras vencer, en duelos intensamente disputados, a los sextetos de la Universidad Católica (UC) y Club Providencia.
Los albirrojos tienen en mente el tricampeonato y condiciones tiene de sobra el equipo de Jaime Grimalt Suárez, pese a la ausencia -y se nota- de Esteban y Marco Grimalt, los primos que están dedicados cien por ciento al volley playa y en busca de pasajes a las Olimpiadas 2012 en Inglaterra.
A pesar de lo anterior, el duelo entre Linares y Católica, jugado en el Gimnasio Municipal “Ignacio Carrera Pinto”, fue de gran nivel y una verdadera cátedra para los amantes de esta disciplina. De no haber sorpresas todo indica que de entre estos dos equipos debería salir el campeón de la temporada que culmina la primera semana de diciembre.
El triunfo de los maulinos fue más difícil de lo que se pensaba y desnudó algunos problemas en el sexteto albirrojo, lo que tiene que ver tanto con la falta de entrenamiento semanal del equipo como la concentración en puntos decisivos.

FIRMES
Hasta la mitad del primer set las fuerzas eran parejas. Sin embargo, Linares erró en el saque y perdió puntos infantiles que terminaron por darle el triunfo a los cruzados por 25-20.
Felizmente, Jaime Grimalt rearmó el naipe y dio confianza a los jugadores, pidiendo que no se aceleraran en el bloqueo. De esta forma, en un sufrido segundo set, los locales vencieron por 27-20.
El partido, desde ese instante, estuvo para cualquiera. La UC aprovechó la fuerza de los remaches para llevarse el tercer set por 25-20.
Los maulinos, felizmente, reaccionaron y consiguieron ganar 25-20 la cuarta marga y forzar todo al decisivo quinto set.
Católica tuvo todo para marcar la diferencia pero Linares manejó el duelo y se impuso 16-14.

ALEGRIAEl triunfo desató la alegría de los maulinos, principalmente porque la Universidad Católica les había ganado, hace un par de días, la final del Súper 4.
“Estamos felices porque el equipo demostró categoría en los puntos finales. Efectivamente, nos falta entrenar durante la semana. Es difícil porque los muchachos estudian y cuesta coordinar los tiempos. Yo creo que vamos bien encaminados y deberíamos llegar a la etapa decisiva jugando nuestro mejor vóleibol”, comentó el entrenador local.
Grimalt señaló que la UC es uno de los rivales más fuertes aunque Providencia también tiene un juego muy potente, así que “esperamos conseguir el tri. Contento por la gente que llegó al gimnasio y que pudo disfrutar de un vóleibol de alto nivel. Es lo mejor que hay en Chile en estos instantes”.
Linares, además de vencer a Católica, también consiguió abrazarse ante el Club Providencia y con ello llegar en perfectas condiciones a la fase final del campeonato que este año cuenta con, apenas, la presencia de cinco clubes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario