martes, 2 de noviembre de 2010

Positivo balance policial tras fin de semana largo

A pesar del festivo, la región no cuenta con grandes accidentes que lamentar salvo el volcamiento de un automóvil que terminó con la vida de un ocupante, hecho ocurrido la madrugada del sábado en la localidad de Curepto.

TALCA.- Un tranquilo fin de semana deja el registro policial tras el festivo de 1 de noviembre que obliga a cuerpos policiales a mantener una vigilancia especial tanto en carreteras y terminales como también en cementerios debido al alto número de público que llega hasta estos puntos ante la posibilidad de viajar y visitar a familiares difuntos.
El comandante de la Prefectura Talca, Rubén Ahumada, destacó que “a pesar de contar con un festivo de importancia, no se registran mayores incidencias en la región tras un fin de semana largo. Cabe destacar que nuestro equipo policial debió realizar labores de apoyo frente a la coordinación que existe en el monitoreo de puntos críticos que experimentan un aumento de público”. Ante ello, el balance que realizó la autoridad policial es positivo, sin que la región tenga una presencia significativa respecto a los 30 fallecidos registrados en el país durante el fin de semana.

OPERATIVO DE PREVENCION
El directivo argumentó que las labores de prevención realizadas durante los días anteriores al fin de semana largo, apuntan a un proceso a largo plazo donde las estadísticas desarrollan un factor de medición más allá de las incidencias diarias. En esta línea, Ahumada destacó que “desde Fiestas Patrias que existen funcionarios policiales dedicados a un patrullaje reforzado esperando con ello cambiar los hábitos de la población que tiende a conducir de noche con influencia del consumo de alcohol. Esta medida ha permitido que en este fin de semana no se registren grandes accidentes, una respuesta positiva al trabajo que Carabineros viene realizando desde largo tiempo con el objetivo de bajar los índices de accidentes”.
Respecto al trabajo desplegado durante el fin de semana, el comandante Ahumada destacó que “nuestra principal preocupación se traslada hacia los terminales de buses, esperando que el flujo de público no signifique un aumento en la tasa de delitos. Desde luego que hemos coordinado un trabajo de vigilancia junto a personal del Rodoviario, por lo que estamos al tanto que no existe mayor peligro para los turistas que llegan a la zona”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario