sábado, 20 de noviembre de 2010

Primera vivienda industrializada se instaló en Talca

Autoridades anunciaron que el número de personas que ha postulado a este tipo de casas llega casi a las tres mil en toda la región


TALCA.- El montaje de la primera vivienda industrializada que beneficia a una familia damnificada por el terremoto, se realizó ayer en Talca, hecho que motivó la presencia masiva de las autoridades regionales, encabezadas por el intendente Rodrigo Galilea, quienes en conjunto con la dueña de la vivienda, Nelly Gutiérrez, presenciaron la instalación, en pocos minutos, de la casa en el terreno que esta persona tiene en la 9 Oriente con 3 y 4 Sur y donde a raíz del terremoto tuvo que demoler su antigua construcción.

“Aquí se inicia una seguidilla de instalaciones en diferentes comunas, con un esfuerzo por parte de las municipalidades, el ministerio, las constructoras y las Egis para traer estas viviendas completamente terminadas”, dijo el intendente. En tanto, la seremi de Vivienda, Clarisa Ayala, informó que como Nelly Gutiérrez existen otras 2 mil 900 personas en la región que han optado por estas viviendas tipo en sitio residente, lo que les ha permitido recibir un subsidio de 380 UF, y obtener una vivienda sin costo para los beneficiarios. “Esta es una señal clara y potente que la reconstrucción está en marcha”, dijo la autoridad.

REACCIÓN A CRÍTICAS
El Gobierno parece haber sentido el golpe de las críticas por la excesiva lentitud en el proceso de reconstrucción de viviendas en la región y en las últimas dos semanas ha salido con todo a mostrar el trabajo que se está realizando para normalizar la situación de los más de 65 mil damnificados que dejaron el terremoto y maremoto en la zona.
Es así como se ha visto a las autoridades en terreno entregando subsidios, pero también asumiendo los errores y trabas de un proceso complejo que tuvo su inicio en el registro de damnificados y que debe terminar con la solución habitacional definitiva para los miles de damnificados.
En esta situación está el recién asumido director del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), Juan Andrés Muñoz, el cuarto en esa repartición en ocho meses de Gobierno, quien rápidamente ya está tomando decisiones para destrabar los cuellos de botella que le achacan a la institución desde diversos sectores y que están demorando algunos de los procesos.
Una de ellas es la contratación de 19 profesionales para reforzar el equipo del Serviu, especialmente en lo que se refiere a revisión de proyectos y supervisión en terreno, con lo que se espera dar mayor celeridad al proceso, permitiendo, por ejemplo, que se impacte positivamente en el Programa de Protección al Patrimonio Familiar, donde hay una buen cantidad de personas esperando para recibir su subsidio, y luego en la inspección técnica de las viviendas.
En la misma línea de reforzar los equipos, Muñoz informó que el servicio está implementando una ayuda con dos profesionales en cada una de las direcciones de obras de los municipios, donde dijo muchas veces se frenan los procesos, comenzando con las comunas que más problemas tienen para que se pongan al día con el proceso de postulación y asignación de subsidios.
Una tercera medida, que comenzaría a regir desde el 1 de diciembre, es que los proyectos para conjuntos habitacionales presentados para revisión les baste sólo con un 30 por ciento del total de familias para que se inicie su construcción, siendo tarea de las empresas de gestión inmobiliaria social (EGIS) completar el número mientras se levanta el proyecto. Muñoz indicó que hoy existen 35 proyectos presentados en la región que podrían destrabarse con esta nueva normativa, la que se busca que comience a regir durante este mes en la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario