lunes, 22 de noviembre de 2010

Reunión de exalumnos marcada por demolición de Abate Molina

Un centenar de asistentes participaron de la jornada conmemorativa, cuyo principal objetivo es sumar actores a la reconstrucción de los emblemáticos establecimientos que enfrentan un agónico proceso de demolición tras el terremoto

TALCA.- A la sombra de un árbol en pleno patio, un grupo de caballeros alegra el mediodía con recuerdos que hablan de juegos y salas que hoy no existen. La reunión de ex alumnos del Liceo Abate Molina giró en torno a la visita de sitios eriazos que albergaron un internado, una piscina temperada, gimnasios e infinitas anécdotas escolares de quienes hoy vuelven al establecimiento como un ritual de añoranzas.
Pablo Reyes vive en La Serena, es egresado del Liceo de Hombres lel año 1973 y el recorrido que realiza por las dependencias ausentes permite conocer detalles de la vida al interior de un manantial de jóvenes chilenos que mantienen al establecimiento como su Alma Mater, a pesar de la universidad, de la familia y de los años: “Se siente mucha nostalgia, el liceo nos entregó muchas cosas, entonces esto genera un sentimiento de tristeza, de pérdida sobre una institución formadora a nivel nacional, donde tú vayas encontrarás gente orgullosa de ser egresado del Liceo de Hombres de Talca”.

SUMAR PARTICIPACIÓN
El director del establecimiento, César López, destacó la reunión como la oportunidad de sumar actores en la reconstrucción del establecimiento, señalando que “es el momento de volver a nuestras raíces, la institución donde se formaron los necesita, existe una relevancia capital al considerar la unión que el plantel debe demostrar de cara a la reconstrucción, si bien este encuentro tiene un carácter simbólico, es necesario sumar acciones concretas”.
El docente hizo alusión a las intenciones demostradas por ex alumnos insignes de sumarse al proceso, graficado en el anuncio del magnate Álvaro Saieh quien comprometió su participación en el emplazamiento de un nuevo edificio. López recalca que “del establecimiento han egresado muchos jóvenes que hoy son personas exitosas, gente a la que le ha sonreído la vida, incluso más de alguno ha señalado a través de los medios su intención por colaborar en la reconstrucción del liceo, pues bien, esta es la hora de pasar de los lamentos a las acciones, cada uno tiene un espacio para colaborar”.

UNION LAM-LMDE
Excepcionalmente, la jornada contó con la participación del Liceo Marta Donoso Espejo, uniendo dos establecimientos emblemáticos desde sus ex alumnos compartieron recuerdos y noticias de épocas donde la Alameda talquina era el escenario para amistades, romances y sana competencia entre planteles de hombres y mujeres. Pedro Pablo Ojeda, director del ex Liceo de Niñas, destacó que “tras el terremoto es muy triste lidiar con la situación que afecta a nuestro edificio, ante ello el plantel debe estar unido y sumar fuerzas, crear un punto de convergencia entre todos quienes están agradecidos del liceo para trabajar por su reconstrucción”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario