martes, 23 de noviembre de 2010

Sacerdote habla sobre uso del condón y estancamiento de la religión católica

El prelado denunció que hay estamentos que se están aprovechando del dolor de la gente afectada por el terremoto y no están siendo solidarios con los más pobres

LINARES.- El reconocido sacerdote misionero Mariano Puga abordó las diversas problemáticas que enfrenta actualmente la religión Católica en Chile y el mundo, junto con denunciar que hay estamentos que se están aprovechando económicamente de las familias que lo perdieron todo por el terremoto.
El sacerdote visitó Linares y se reunió con el obispo diocesano, Tomislav Koljatic. Reconocido por su defensa en materia de derechos humanos durante de la dictadura de Pinochet y su actual trabajo en Chiloé, el prelado no tuvo reparos para abordar la contingencia nacional y referirse al desgaste de la fe católica en el país y el exterior a raíz de los casos de abusos sexuales cometidos por curas.
Repudió la actuación de algunos estamentos que están “comercializando” con el grave daño provocado por el remezón de febrero último en la Séptima y Octava Región, “he conversado con personas de Talcahuano que están viviendo en la comuna de Retiro y ellos me han dicho que no pueden ocupar los subsidios de compra de casa porque los dueños han duplicado el precio. Esto es una sinverguenzura. El que comercia con el dolor y la tragedia del hermano no tiene el mínimo de calidad humana frente al dolor y lo más grave, en esta sociedad consumista, está comercializando con el otro y eso es ser sinvergüenza”.

ABUSOS SEXUALES
Sobre los abusos sexuales cometidos por curas en Chile y el mundo, el prelado pidió perdón de corazón. “Les quiero decir a todas las  personas tocadas, a sus padres y mamás que estoy con ustedes. Me  siento llamado a pedirles perdón de corazón”, apuntó.
Pese a lo anterior señaló que este perdón no solo está radicado en el tema de la pedofilia sino que en otras áreas. “Yo extendería el perdón a los pobres, los marginados y sin derechos. Somos la iglesia del pobre Jesús de Nazaret que hoy volvió a sus cuarteles y dejó de realizar su labor”, enfatizó.
Enseguida señaló que el rol de los curas en la dictadura fue clave, pero hoy ese trabajo no existe. “La iglesia volvió al latín, en que hermanos empresarios gastan en un fin de semana lo que no le pagan a sus obreros o empleados en un mes y donde el consumismo predomina sobre la solidaridad”.
Mariano Puga dijo ser partidario de que existan sacerdotes casados, “Cristo tiene el derecho de llamar a hombres y mujeres casadas al ministerio. No podemos cerrarnos a esa opción. La iglesia debe volver a Jesús, esa es la clave”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario