miércoles, 7 de abril de 2010

Subsecretario Miguel Flores explica plan de apoyo financiero para presupuestos regionales

El subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Flores, explicó esta mañana el plan de apoyo financiero que el Gobierno estableció para los presupuestos regionales tras la reasignación realizada en marzo pasado para enfrentar los efectos de la catástrofe del 27 de febrero.

El objetivo de este apoyo financiero es “evitar los posibles efectos que la reasignación podría haber tenido en la inversión regional. La idea es compensar esta situación y aliviar la carga de esa mochila que posiblemente se vio más pesada tras la reasignación”, dijo.

Según explicó, la reasignación ejecutada por el gobierno “alcanza los 105 mil millones de pesos, que corresponden exclusivamente a las llamadas platas del Transantiago y también hay una reasignación que afecta a todos los servicios públicos por igual de lo que se gasta en bienes de consumo, y eso suma 24 mil millones”.

Flores dijo que el plan de apoyo financiero para las regiones contempla destinar alrededor de $ 50 mil millones de pesos en una primera etapa a los presupuestos de todas las regiones del país. De estos, más de $ 34 mil 349 millones provienen del pago de la cuota pendiente del Transantiago para regiones del año pasado, y más de $ 15 mil 360 millones provienen del 5% del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) que se entrega como estímulo a la eficiencia. Todos estos recursos serán destinados a inversión regional.

“Con la incorporación de estos dineros a la inversión regional, los cambios en sus presupuestos serán mínimos. Creemos que incluso pueden llegar a sólo un 5 % de diferencia”, dijo Flores.

Y agregó “los proyectos postergados serán los menos, no tocaremos los programas sociales, y todo lo que tenga que ver con Salud, por ejemplo, seguirá en marcha. Ningún proyecto se dejará de hacer, sino que sólo habrá un desfase en su ejecución. El presupuesto FNDR, lejos de ser estático, es un presupuesto dinámico, y con el pasar de los días veremos nuevos suplementos”.

Flores enfatizó que son las autoridades regionales –intendentes y consejos regionales- quienes deben priorizar los proyectos a ejecutar. “Es aquí y ahora que se debe probar nuestra confianza en las autoridades regionales y locales. Ellos conocen su presupuesto —que no estará demasiado diferenciado de lo otorgado en la ley 2010—, y está en sus manos hacer uso de diversos programas para hacer los ajustes de caja necesarios para priorizar sus proyectos”.

El subsecretario afirmó, además, que en una segunda etapa se podrían entregar mayores recursos a los presupuestos regionales, lo que se encuentra en estudio en conjunto con la Dipres.

Lanzan campaña para recolectar leña y estufas para damnificados

TALCA.- Con el propósito de ayudar a los afectados por el terremoto y posterior tsunami del pasado 27 de febrero, el Sistema Nacional de Certificación de Leña (SNCL) inició una campaña llamada “Levantemos Chile con Calor”, que consiste en recolectar donaciones de leña y estufas para los damnificados por la catástrofe que se encuentran en los diversos albergues, escuelas y viviendas de emergencias repartidas por la región.

La iniciativa se lanzó a nivel nacional en Talca y contó con la presencia del secretario ejecutivo del SNCL, Andrés Venegas, quien señaló que “hemos visto que a las zonas dañadas se está entregando ayuda de emergencia y nosotros estamos pensando en el invierno, donde la gente necesita abrigarse y calor, sobre todo ahora que las temperaturas están bajando”.

Parten postulaciones Beca de Emergencia para Zona de Catástrofe

A partir de hoy se da inicio al proceso de postulación a la Beca de Emergencia Zona de Catástrofe que tiene por objeto apoyar a la mantención de estudiantes de educación superior y que gestionará a través de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb)..

La beca consiste en un beneficio de $30.000 mensual que se pagará por un período de seis meses a estudiantes de los quintiles de menores ingresos cuyas familias tuvieran domicilio a la fecha de la catástrofe en las regiones de O´Higgins, del Maule y del Biobío; y que hayan sido afectados con daño mayor en sus viviendas y/o pérdida de fuente laboral de alguno de sus padres, a raíz del terremoto y tsunami del 27 de febrero.

El beneficio se entregará a 20 mil estudiantes y los criterios de selección estarán determinados por la condición socioeconómica de las familias y el grado de impacto del terremoto y tsunami en sus hogares.

Los alumnos interesados en postular a la beca tendrán que completar una ficha de inscripción en la página web de Junaeb (www.junaeb.cl) antes del 18 de abril.

La nómina de seleccionados se dará a conocer el 30 de abril en la misma página web.

Consultas telefónicas: 600 600 26 26

Comienza demolición del Hospital Regional de Talca

TALCA.- Con la presencia del Presidente de la República, Sebastián Piñera, comenzará hoy la demolición del frontis del Hospital Regional de Talca, seriamente dañado por el terremoto, lo que significará además el inicio visible de lo que será una nueva y moderna infraestructura en el lugar.
El próximo 16 de mayo el actual edificio que todos conocen se aprestaba a cumplir 73 años de vida, con un proyecto de normalización en marcha –lo que implicaba levantar el nuevo establecimiento- y con un proceso de mejoramiento de la gestión clínica tras las diversas acusaciones de negligencia médica y episodios adversos sufridos en el recinto hospitalario en los últimos años.
Sin embargo, el cataclismo del pasado 27 de febrero obligó a retocar la planificación establecida para el proyecto original, el cual precisamente implicaba la demolición parcializada de la estructura comenzando por el servicio de Urgencias.
Tal como detalló el director del Servicio de Salud del Maule (SSM), Felipe Puelma, las obras de demolición comenzarán desde la zona oriente hacia el poniente en la calle 1 Norte, es decir, desde las instalaciones del Centro de Producción de Sangre continuando por el frontis mismo del recinto.
“La primera parte será más rápida, pero durante un mes, más o menos, porque hay algunas partes en las que hay que desmontar equipos que hay que rescatarlos y eso podría retrasar un poco, pero creo que durante un mes se van a ver maniobras de demolición con maquinarias”, señaló el director del SSM.

AVANCES PREVIOS
Se había previsto que en el transcurso de esta semana comenzarían las labores de demolición del viejo Hospital Regional de Talca, seriamente dañado por el terremoto y cuyo proyecto de construcción de nuevo edificio debió ser acelerado ante la urgencia.
Sin embargo, técnicamente el trabajo se inició hace días con la desratización de las áreas a demoler, proceso que se debe realizar con al menos diez días de anticipación para evitar que los roedores escapen a otras áreas del mismo recinto.
Además, se ha establecido un cierre perimetral a la zona que comenzará a ser demolida en las horas de esta mañana, donde llegará el Presidente Piñera, para encabezar las faenas y anunciar la prioridad que tiene el Hospital Regional de Talca dentro de los proyectos definitivos en el área de Salud, algo que días atrás ya había resaltado el propio ministro de Salud, Jaime Mañalich.
“Mucho de lo acordado el año pasado se está cumpliendo y afortunadamente ha sido así, incluso acelerando un poco los tiempos que habíamos acordado con el Ministerio de Salud y es evidente que tiene que haber una continuidad, más pensando que el proyecto incluía todos los disipadores y mecanismos de absorción de sismos y eso ya está en el proyecto del nuevo hospital, así que eso no lo puede retrasar”, explicó Puelma, reforzando la intención del actual gobierno por priorizar el recinto talquino.
El director del SSM anunció a demás que el día viernes se hará la visita en terreno de los representantes de las empresas que se encuentran postulando para adjudicarse la construcción del nuevo hospital. “Mientras se demuele estamos trabajando en la licitación, que ya está funcionando, se hace la visita en terreno para adjudicar lo antes posible para comenzar con la construcción propiamente tal”, expresó el facultativo.

$18 millones diarios gasta municipio en demolición y retiro de escombros


TALCA.- Luego de un mes de demoliciones que ha enfrentado el municipio en el casco antiguo de la capital regional, severas dificultades económicas está enfrentando la administración debido a los escasos recursos que han llegado para sostener las obras ya que, hasta el momento, la comuna debe enfrentar el costo de los trabajos que bordean los 18 millones de pesos diarios.
Este millonario monto debe asumirse trasladando recursos de un departamento a otro, con la finalidad de no parar las obras ya que es necesario despejar los terrenos para instalar las viviendas de emergencia. Con dichos recursos, debe costearse cada día la jornada de más de 50 camiones y 14 retroexcavadoras, entre otras maquinarias, aparte del sueldo de 120 jornales y un grupo de profesionales.
El jefe de gabinete del municipio, Juan Carlos Pérez, manifestó que hasta el momento hay 613 viviendas demolidas -con un promedio de avance de 26 propiedades diarias- las que tienen un costo promedio de 670 mil pesos cada una, cuyo valor es menos de la mitad que el monto comercial para este tipo de funciones. Sin embargo, recalcó que estos costos de ninguna manera son traspasados los vecinos.
“Esos dineros los estamos sacando de recursos municipales llevando de un lado a otro el presupuesto, pero eso no podemos sostenerlo. Necesitamos recursos frescos del gobierno central para solucionar el problema, sobre todo, considerando que nos van a disminuir mucho los ingresos por patentes comerciales, derechos de aseo y contribuciones”, indicó.

PAGOS
Pérez aclaró que hasta el momento la comuna ha recibido 40 millones de pesos, con los que sólo se pueden costear dos días de trabajo. Por lo mismo, el alcalde Juan Castro se ha reunido con el Subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Flores, con el propósito de insistir en la necesidad de recursos. En ese contexto, la única ayuda que ha llegado durante estos días es un financiamiento para entregar materiales de construcción a algunas familias necesitadas donde recién la administración está en la tarea de estudiar cómo enfrentar la asignación de estos insumos.
Mientras tanto, ya se tuvo que enfrentar un primer pago por el uso de maquinaria y al personal y, en los siguientes días, el municipio debe concretar un segundo desembolso. “Estamos con serias dificultades económicas para poder mantener esta labor. Confiamos en que las gestiones que está haciendo el alcalde puedan resultar positivas y nos entreguen recursos. Nuestra preocupación son los vecinos y haremos lo máximo posible: tenemos que despejarles los sitios para instalar mediaguas”, dijo el jefe de gabinete.

TRABAJOS
A pesar de las dificultades económicas se continúa aún con la misma intensidad de trabajos. Las faenas propiamente tal se están desarrollando en el perímetro central que es la parte más afectada, área que comprende entre las calles 12 Norte hasta el estero Piduco y desde la 18 Oriente y el Río Claro.
“Tenemos hasta el jueves 170 mil metros cúbicos de escombros y, el total a remover son 500 mil, es decir, nos queda un trabajo enorme. Teníamos un lugar donde depositábamos escombros que se llenó y, en estos momentos lo estamos haciendo en un sector en la rivera oriente del Río Claro hacia el norte, en unos terrenos cercanos al Regimiento”, explicó Pérez.
Estos rellenos se estarían depositando de tal manera que no afecten el curso normal del río, donde están relativamente lejos de las posibles crecidas y se disponen de una manera ordenada utilizando maquinaria para evitar cualquier tipo de inconvenientes con la llegada del invierno.

La “Bolita de oro” se vuelve a poner de pie

TALCA.- Lo encontramos precisamente hablando de lo largo que fue el terremoto del 27 de febrero. Está en un nuevo local al frente de lo que fue su negocio por aproximadamente cuatro años en la 6 Oriente entre 1 y 2 Norte.
José González Rojas, propietario de la tienda de géneros la “Bolita de oro”, todavía está consternado y asegura que el dolor de ver a su “querida Talca” en el piso, no pasará fácilmente.
Esa sensibilidad quizás sea porque estos últimos meses no han sido fáciles para este comerciante. A la caída de la infraestructura de su local, se suma el dolor por haber perdido a su hijo, tras sufrir un fatal accidente a fines de 2009.
Por ahora, tiene claro que debe seguir trabajando en su negocio, está confiado en que ahora tiene un ángel que lo protege desde el cielo: “Ha sido un año complicado y hay que sacar las fuerzas y darse valor. Mi hijo nos está dando esas fuerzas”, nos cuenta.

NO PUDIMOS ABRIR
“El terremoto fue algo caótico, estaba en mi casa con mi familia y nos abrazamos esperando que pasara el movimiento, fue interminable, no pasaba nunca. Una vez que terminó fuimos a ver el local esa misma noche, pero no pudimos entrar porque la gente ya andaba buscando para robar. Me acuerdo que en el local de la Buena Carne estaba entrando la gente a saquear, estuvimos con el dueño un rato y nos volvimos a la casa, sin luz, sin agua… fueron días dramáticos”, relata González.
Continúa y cuenta que el domingo tampoco pudo ingresar a la tienda, “nos recomendaron que mejor no entráramos al negocio hasta el día lunes cuando finalmente pudimos abrir. Se pudo abrir un poco la cortina y ahí pudimos apreciar el desastre que había quedado, estaba todo en el suelo”, comenta.
Más tarde vino el trabajo de recuperar los géneros bajo los escombros, “nos llevamos todo lo que pudimos para la casa. La verdad es que si yo dijera que se perdieron las piezas de género estaría mintiendo, los géneros son recuperables porque se limpian y se recuperan, afortunadamente pudimos sacarlos todos”, dice.

RENTA AL DOBLE
Ya está instalado en sus nuevas dependencias. Comenta que “apareció un vecino de muy buen corazón y me ofreció este local, y aquí estamos de nuevo tratando de seguir para adelante”. Sin embargo, no todo ha sido tan fácil, el arriendo vale el doble que el anterior.
En este sentido, sostiene que “hay locales, pero son caros y no hay que olvidar que se paga con utilidades y ¿si no se vende?, lo mínimo sería que se pusieran una mano en el corazón y al menos no exijan el mes de garantía”, argumenta.
Para González la situación no se ve muy positiva: “No se cuánto tiempo vamos a estar así, hay poca plata y la gente no compra géneros, porque el poco dinero que hay lo destinan para otras cosas, no es un negocio de primera necesidad, pero hay que estar confiados en que vamos a salir adelante”, asegura.

EXPERIENCIA EN EL RUBRO
Trabajó 37 años en la recordada tienda la “Bola de oro”, del fallecido Guillermo Zaror. “Los hijos no quisieron seguir con el negocio, nos cancelaron los años de servicio tal como correspondía y tomé la decisión de instalarme con algo chico porque a esta edad no sé qué otra cosa podría hacer, si toda mi vida la he pasado en este negocio”, señala.
De hecho el cariño por sus antiguos patrones lo hizo tomar la decisión de llamar a su negocio la “Bolita de oro”. “Fue un homenaje a esta empresa, conversé con los hijos para que me autorizaran a ocupar el nombre y no hubo problema. De mis clientes el 80% son antiguos, que vienen de la “Bola de oro”, precisa.

Ingenieros militares se sumarán a peritos que evalúan edificio de la Corte de Talca

TALCA.- Ingenieros expertos del ejército formarán parte de los numerosos especialistas que harán sus diagnósticos para evaluar el destino final del edificio de la Corte de Apelaciones de Talca, inaugurado recién el año 2004 con un costo de tres mil millones de pesos y que colapsó tras el terremoto del 27 de febrero pasado.
Así lo anunció el director nacional de la Corporación Administrativa del Poder Judicial, Miguel Sánchez. La autoridad explicó que dicha entidad contrató un equipo de peritos privados para estudiar la condición del edificio, agregando que dicho informe no será el único, ya que también se contará con la opinión de los ingenieros militares.
“Estamos esperando contar con todos los informes y de ahí vamos a adoptar una decisión. También esperamos que mejore la accesibilidad a la ciudad, ya que hace un par de semanas contratamos una grúa para retirar la estructura que cuelga desde el sexto piso, pero no nos dejaron pasar una máquina de más de cien toneladas”, indicó.

LICITACIÓN DIRECTA
Miguel Sánchez agregó que ellos no han desmentido o dudado de la opinión del Ministerio de Obras Públicas, entidad que a través del director regional de arquitectura, Luis Vásquez, anunció que el edificio es posible de reparar y reforzar. “A primera vista, da la impresión que sea reparable, pero tenemos que tener algo certero para resolver”, indicó.
El director nacional de la Corporación también dijo que la habilitación del ex Hotel Plaza de Talca, donde se trasladará la Corte de Apelaciones y los cuatro juzgados de letras, se adjudicará por vía de licitación directa, a fin de evitar demoras en la tramitación de los recursos. También dijo que los mil millones que costarán dichas obras es sólo una “estimación”.
“Es un estimado. La licitación que se realizará es por adjudicación directa, para ganar tiempo, y puede que salga más o menos. Esa cifra es sólo una referencia. Previo a firmar el contrato, se revisó dicho edificio por nuestro arquitecto y un ingeniero estructuralista independiente, lo cual nos dio la certeza que está en buenas condiciones”, afirmó.
EDIFICIOS INHABITABLES
A su vez, la Corporación difundió un plan de recuperación de la infraestructura judicial a nivel país, en las seis regiones afectadas por el terremoto. En el informe se establece que, en el caso de la Región del Maule, existen siete edificios calificados con daño de rango “alto”, lo cual significa que la intervención se prolongará entre 120 a 360 días, incluyendo el diseño, adjudicación y ejecución de obras.
En dicha calificación se cuenta la habilitación del ex Hotel Plaza de Talca, como recinto provisorio para la Corte y juzgados de letras, cuyo plazo es de 110 días.
A la lista se suman el juzgado de letras de Cauquenes y recinto provisorio para justados de la reforma procesal penal, con 90 días; el juzgado de letras de Parral y los juzgados de la reforma procesal penal, con 80 días; el juzgado de letras de Licantén, con 120 días; el juzgado de garantía de Constitución, con 90 días; y el juzgado de letras del trabajo de Talca, con 120 días.
El informe también contempla las obras de habilitación de la ex oficina de la Corporación en Talca para el juzgado de letras del trabajo, pero sin plazo y tampoco estimaciones.

DAÑOS MEDIOS Y BAJOS
Por su parte, en el rango de daños “medio” se encuentran cuatro edificios de tribunales maulinos, locuaz significa que el lapso de desarrollo de las obras se prolongarán entre 45 a 90 días.
En dicha calificación se cuentan las reparaciones en el tribunal oral y el juzgado de garantía de Curicó, con plazo de ejecución de 90 días; el tribunal oral y juzgado de garantía de Talca, con plazo de 45 días; la Corporación Administrativa, con 80 días; y el juzgado de familia de Curicó, con 30 días.
En tanto, otros 12 edificios de tribunales de la región están calificados con daños de tipo “bajo”, por lo cual sus reparaciones no requerirán más allá de 45 días. Allí se cuentan a los juzgados de Linares, Parral, Chanco, Curepto, Molina y San Javier.