viernes, 9 de abril de 2010

Mesa técnica propone Corporación de Desarrollo Urbano para reconstruir Talca

TALCA.- Un nuevo capítulo se escribió durante la cuarta sesión de la mesa redonda convocada por Diario “El Centro”, donde la iniciativa más importante corrió por cuenta del presidente comunal del Colegio de Arquitectos, José Luis Gajardo, quien adelantó que presentará a la Municipalidad de Talca la intención de constituir una Corporación de Desarrollo Urbano para reconstruir la capital regional. “Pertenecemos a una mesa técnica donde hay especialistas en el área, entonces ahí surgió la posibilidad de armar este comité que nos oriente hacia dónde va a ir la ciudad, cuáles serán los puntos a tratar y ver asuntos como los seccionales o el plan regulador, siempre bajo la tutela del alcalde, quien la presidiría”, contó Gajardo.
El arquitecto aseguró que esto ayudará a salir del proceso de emergencia, a apoyar las labores de reconstrucción y para comenzar a plasmar el Talca que se quiere levantar a futuro, ya que la Corporación estudiaría todos los proyectos de intervención que se presenten sobre la principal ciudad del Maule.

20% de edificios de la capital regional presentan daños tras terremoto

TALCA.- Un 20% de los edificios de la capital regional presentan diversos tipos de daños tras el terremoto del pasado 27 de febrero, aparte de algunos complejos habitacionales en altura de los barrios periféricos, tales como Las Américas, San Luis y Costanera. Estos datos fueron arrojados por los catastros elaborados tanto por el municipio como por el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) los que, a pesar de las cifras, evalúan como óptimo el comportamiento de la mayoría de las construcciones.
El director de Obras Municipales, Alejandro Sepúlveda, indicó que en las estructuras de más de siete pisos sólo tiene orden de demolición concreta el edificio Aranjuez, no en su totalidad, sino que en los tres últimos pisos. En dicho contexto, la torre deberá ser evaluada por la comunidad propietaria con el objeto de determinar si lo derriban entero, cómo lo hacen, si lo arreglan, a quiénes contratarán los estudios y si buscarán responsabilidades civiles de la constructora si corresponde a las normas chilenas de cálculo y estabilidad.
“En los otros edificios hay algunos que están con indicación de reparación mayor de estructura y que tienen que hacerlo. La mayoría de los edificios de siete pisos o más, yo diría el 80%, respondió bien a la situación estructural y con eso estamos tranquilos como Dirección de Obras”, puntualizó.
Los que tienen indicación de arreglo estructural serían dos o tres construcciones –no individualizadas por la administración comunal, debido a que aún mantienen trabajos de ingeniería- lo que correspondería al 20% de la totalidad de los edificios. En cuanto a los no habitacionales, también presenta daños la torre del Serviu, la Corte de Apelaciones y la Intendencia.

VIVIENDAS
Mientras tanto, en cuanto a las viviendas (departamentos) en altura construidos a través de programas sociales, los problemas estarían focalizados y solamente sería casos puntuales los que presentan mayores daños, los cuales siguen siendo catastrados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo.
El director regional (s) del Serviu, Juan Órdenes, manifestó que el sector más complicado es el de los departamentos de Costanera (6 Oriente con 6 Sur) donde, según el catastro, se concentraría el área con mayores daños que, inclusive, darían pie en una primera instancia para ordenar la demolición.
“En el caso del sector oriente, San Luis, también hemos detectado que los departamentos tuvieron un buen comportamiento, pero sí hemos observado algunos con daños mayores, e incluso irrecuperables en ciertos casos, pero todo netamente puntual. También hay casos específicos en departamentos ubicados en Independencia en el sector Francisco Javier Reina”, puntualizó.
Además, informó que el servicio recibió bastantes consultas por daños respecto a las 11 etapas del conjunto habitacional de Las Américas y, de acuerdo a las pericias de los especialistas, la más complicada sería la última fase –conocida como Circunvalación- pero en ningún caso con daños estructurales.
“Estamos en una etapa inicial. El Serviu a nivel regional debe hacer un catastro de 105 mil viviendas y en Talca, en lo que es construcción en altura de viviendas de programas sociales, llevamos un 80%. Después tenemos que ir a todas las construcciones de un piso que son la mayoría”, puntualizó, junto con precisar que la totalidad de los departamentos con riesgo estructural y daños severos se encuentran deshabitados.
El director regional (s) del Serviu adelantó que a partir del lunes se iniciarán los distintos llamados a postulación relacionados con la reconstrucción de las casas dañadas por el terremoto.

Carabineros desbarató contrabando de cigarrillos almacenados en Talca

TALCA.- Personal especializado de Carabineros logró aclarar un masivo contrabando de cigarrillos de origen extranjero, tras incautar un total de mil 709 cajetillas que estaban almacenadas en distintas propiedades ubicadas en el sector central de la ciudad, las cuales se vendían al público en forma individual en valores muy inferiores al precio oficial de sus similares en el comercio establecido.
La diligencia fue ejecutada por agentes de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la Tercera Comisaría de Talca. Los policías inicialmente detectaron que, en los alrededores del terminal de buses, se vendían cajetillas de cigarrillos con precios de 500 a 900 pesos, con origen claramente extranjero y sin que contaran con la autorización sanitaria obligatoria para su ingreso legal al país.
Se trataba de productos de marcas que no circulan en Chile, tales como “Ibiza”, “Gold City”, “Smart”, “Cumbia”, “Fox”, “Euro”, Jaisalmex”, “Scenic”, “FX” y “Rodeo”. A ellas se sumaban otros productos de marca “Viceroy” que sí tiene venga legal en el país, pero que no habían aprobado el control sanitario, ya que no llevaban leyenda alguna que advirtiera los daños por el consumo de tabaco.

CONTROL SANITARIO
El jefe de la Tercera Comisaría de Talca, mayor Benjamín Piva, explicó que la diligencia se efectuó a través de una labor metódica de fiscalización ejecutada por los agentes de la SIP, destacando que “así se pudo detectar que, en distintos locales comerciales, se vendían cajetillas de cigarros que habían sido ingresados en forma ilegal al país”.
“Todo ello contraviniendo la legislación de Aduana, por lo cual, se procedió al decomiso de estos productos que estaban almacenados en dos propiedades. Son cigarrillos que tienen origen en distintos países, como Argentina, España y Estados Unidos. Estos productos no pasaron por los controles de calidad de los servicios sanitarios, por lo cual, su consumo significa un claro riesgo para la salud”, subrayó.
El jefe policial destacó que, según el precio de venta informal, el avalúo de los productos decomisados se acerca a un millón de pesos, aunque destacó que a dicha suma se deben añadir los perjuicios en impuestos impagos por la venta sin control en el comercio informal.

MILLONARIAS MULTAS
En el procedimiento policial se detuvo a tres personas que fueron identificadas como responsables del almacenamiento y venta de estos productos. Por orden de la fiscalía de Talca, tras su identificación y revisión de antecedentes, se dispuso que quedaran temporalmente en libertad, pero citados a declarar en la investigación que buscará aclarar el origen de estos productos.
En este sentido, el mayor Piva explicó que la ley de Aduanas establece que las personas que sean descubiertas incurriendo en estos delitos de contrabando, tras el sumario respectivo, pueden ser objeto de multas consistentes en el doble o el triple del valor de los productos ilegales decomisados por las policías.

Lucia López: “Esta es la segunda vez que tenemos que empezar de cero”

TALCA.- El terremoto del pasado 27 de febrero es la segunda catástrofe que tiene que enfrentar la familia Sepúlveda López, propietarios del conocido restorán “El Chilote”, el mismo que estaba ubicado en la esquina de la 1 Poniente con 1 Norte y que atendió a personajes como Claudio Borghi y Jean Manuel Serrat.
Primero fue el dantesco incendio en el interior del Mercado Central en el 2000 quelo dejó convertido en cenizas. Ahora fue el mega sismo que dejó bajo los escombros al emblemático centro gastronómico.
“Esta es la segunda vez que tenemos que empezar de cero. Ahora perdimos casi el 90% en lo estructural, inmobiliario y mercadería, salvamos la materia prima que es lo más importante para nosotros, estamos hablando de mercados y mariscos, logramos conseguirnos en ese mismo minuto frigoríficos para poder conservarlos, que era la principal preocupación de nosotros en ese minuto”, comentó Lucia López.

LA MADRUGADA DEL 27
Según contó López, habitualmente “El Chilote”, cerraba sus puertas a la medianoche. Ese día los clientes estuvieron hasta las 2 de la madrugada. En el momento en que comenzó el terremoto sólo estaba uno de los trabajadores que se encontraba fileteando unas reinetas y corvinas que habían llegado ese día.
“Fue terrible cuando llegamos al lugar, era algo muy impresionante, era nuestra fuente de trabajo y el sustento de muchas familias que trabajan con nosotros y que ahora estaba en el suelo, fue una pena muy grande”, recuerda su propietaria.
Con 30 años en el rubro, sus propietarios no pensaron en ningún momento en terminar con la vida del restorán, sin embargo, se venían días muy difíciles, primero porque no habían locales para arrendar y luego serían las trabas para poder reconstruir el tradicional Chilote.

SÓLO COMO COCINERÍA
Paradójicamente, “El Chilote”, ahora funciona con el giro de cocinería en el nuevo local de Las Rastras, Camino Al Agua, Las tejas verdes, parcela 67, esto porque el municipio aún no le entrega la autorización para cambiar de casa domiciliaria a casa comercial.
“Tuvimos que adaptar la casa, pero la gran dificultad que hemos tenido, es que las autoridades no nos han ayudado en facilitar las cosas para el traslado del negocio, la burocracia ha sido la principal traba para empezar de nuevo y hay problemas con las patentes y los permisos de alcoholes”, sostiene la empresaria gastronómica.
Para Lucia López, esta situación es injusta “porque hay gente que también lo perdió todo, pero que está empezando en este rubro y se les han abierto todas las puertas, en cambio para nosotros que llevamos toda una vida nos complican las cosas”, precisó.

EN LA NUEVA CASA
Sólo llevan una semana en la nueva casa de Las Rastras. Es completamente distinta al antiguo local, pero siguen conservando la calidad de sus platos y la atención. “El cambio ha sido grande, en ese momento veíamos todo destruido y no veíamos que se abriera ninguna puerta para seguir trabajando, pero siempre está la mano de Dios y de los amigos y salió esto sin ni siquiera pensarlo. En el centro de Talca no veíamos nada rápido y necesitábamos con urgencia pararnos”, señala López. Continúa su relato destacando lo agradable del nuevo Chilote. “Es un lugar bastante acogedor, tenemos todas las ganas de seguir”.