viernes, 30 de abril de 2010

Condenan a municipio por fatal atropello de niña de ocho años

30 millones de pesos debe cancelar la municipalidad de San Javier.

TALCA.- En una extensa sentencia de 22 páginas, la jueza (s) del Juzgado de Letras de San Javier, Carolina Saavedra, condenó a la municipalidad de dicha comuna a pagar la suma de 30 millones de pesos a la familia de la niña de ocho años, Isabel Elizabeth del Jesús Espinoza Cancino, fallecida el 25 de noviembre del año 2005.
Todo ello, según explicó el abogado demandante, Raúl Leiva, por cuanto el tribunal llegó a la convicción de que la entidad edilicia tiene directa responsabilidad -bajo el concepto legal de “falta de servicio- en el mal estado del cruce peatonal de Avenida Balmaceda esquina calle Chanquicó, lugar donde se registró el fatal accidente.
“En general, las municipalidades son muy negligentes en la mantención de la señalética vial. Antes del terremoto, en condición de normalidad, nadie dudaba que era así. Mucha gente ha fallecido en pasos peatonales mal demarcados o que no cumplen los requisitos legales, y nadie demanda porque nadie sabe estos temas”, dijo.

FALTA DE SERVICIO
El abogado recordó que, en este caso específico, primero se realizó una investigación a cargo de la fiscalía de San Javier, donde se estableció que la mujer que conducía el automóvil que atropelló a la niña no habría tenido responsabilidad penal, por lo cual, dicha entidad optó por no seguir realizando pesquisas.
“Hicimos un estudio muy detallado y, tras reunir diversos antecedentes, pudimos acreditar la responsabilidad de la municipalidad. Es la fatal de servicio, es decir, por prestar un servicio malo, porque no mantiene pintados los pasos peatonales y tampoco hay señalética para advertir dichos cruces. Todo eso de responsabilidad municipal”, señaló.
Raúl Leiva, quien llevó adelante la causa junto a las abogadas, Jacqueline San Martín y Mirna Sepúlveda, subrayó que “no podíamos pasar por alto una muerte que a nosotros nos impactó mucho, porque todos somos padres”, recordando que la madre de la niña permanece a la fecha bajo gran depresión.

Unánime respaldo a la reconstrucción

Consultora tendrá “oficina abierta” para recibir las propuestas locales.

TALCA.- Garantizando participación local en la elaboración del Plan Maestro y dejando de lado las suspicacias en torno a las reales intenciones del aporte a la reconstrucción de la ciudad de Talca, representantes del Grupo Hurtado Vicuña presentaron la metodología y objetivos del trabajo que realizarán en la capital maulina ante los integrantes y asistentes a la Mesa Redonda que cada semana convoca Diario “El Centro”.
Hasta las dependencias del Centro de Eventos Lircay llegó Alejandro Magni, gerente general de la Inmobiliaria El Bosque S.A. –perteneciente al Grupo Hurtado Vicuña- y Julio Poblete, socio de la consultora Polis –mandatada por El Bosque S.A. para realizar el Plan Maestro-, para presentar los alcances del plan estratégico que tendrá Talca al cabo de los 90 días con los que cuentan para su desarrollo.
Julio Poblete anunció que la participación ciudadana tendrá tres instancias, con jornadas de discusión, la utilización de herramientas web con sitios de interacción directa y discusión. “Un elemento que es para nosotros muy importante es venir a trabajar en terreno y tener una oficina abierta todos los días de la semana en la misma plaza de armas. Hay un ofrecimiento en un céntrico edificio donde podríamos instalar una oficina permanente de este plan de reconstrucción y que pueda estar abierta a recibir a cualquier ciudadano que quiera preguntar”, detalló.
En lo que respecta la firma del convenio, se ha informado que en el transcurso de la próxima semana –jueves o viernes- se estampará formalmente el compromiso entre el Grupo Hurtado Vicuña y el municipio talquino, en una ceremonia que podría contar con la presencia de la ministra de la Vivienda y Urbanismo, Magdalena Matte, y del Presidente de la República, Sebastián Piñera.

CONSULTORA DE ALTO NIVEL
La consultora urbanística Polis está conformada por dos socios, siendo Julio Poblete uno de ellos y quien estará permanentemente en la ciudad preocupado del correcto desarrollo del Plan Maestro. Además, la organización se compone de un equipo de planificación urbana con nueve arquitectos planificadores, un equipo de diseño urbano con seis arquitectos especialistas y un urbanista paisajista, y un equipo ambiental conformado por dos geógrafos, un ingeniero civil ambiental y un cartógrafo.
A nivel nacional, Polis está desarrollando 25 planes reguladores logrando la aprobación ambiental de nueve de ellos, destacando el de Isla de Maipo, Melipilla, Renca y Conchalí, Zapallar y Antofagasta.
Además, desarrollaron el Plan Maestro del centro de Santiago, los seccionales en la Isla Navarino (XII Región), plan intercomunal de Natales-Torres del Paine y un plan de intervención urbana en el Parque O’Higgins, entre otros trabajos.
En el ámbito internacional, los dos socios de Polis participaron –por separado- en equipos que desarrollaron proyectos de intervención urbana en China y Estados Unidos.

La difícil vida en mediaguas

“La Esperanza”: el crudo día a día del campamento de quienes lo perdieron todo.

CONSTITUCIÓN.- Complejo y frío es el despertar en el campamento “27 de febrero: La Esperanza” de Constitución. Sus 126 habitantes aún están asustados y su miedo es comprensible ya que, antes del terremoto y el voraz tsunami, vivían en la ribera del río Maule, área que desapareció completamente tras el avance de las olas y que dejó a las familias sin nada.
Ahora están lejos del “plano” de la ciudad. Aquella fatídica noche los vecinos subieron a los cerros ya que sabían que se desencadenaría el maremoto y, desde ese momento, han hecho del sector Centinela –población Francisco Mesa Seco- su hogar ya que por el miedo no quisieron bajar del cerro y, en ese espacio, se edificaron las mediaguas el 8 de marzo.
La Esperanza está compuesta por 41 viviendas de emergencia, una muy pegada a la otra, dividida en pasajes y donde conviven 90 adultos y 36 niños, que incluye a personas de La Poza, Las Balsas y El Dique. Cada uno de estos sectores está claramente identificado en el campamento, pero la falta de luz, detergente, baños, duchas, calefacción y, por sobre todo privacidad, marcan la tónica de cada uno de ellos, los que aún se reúnen cada noche en torno a una fogata a relatar su experiencia de la madrugada y el amanecer del 27 de febrero.

PROBLEMAS
Paulina Bravo habitaba en La Poza, y ahora, junto a sus dos hijos y su esposo, debieron cambiar su destruida casa por la vida en un campamento. Su mirada es honesta y jovial, aunque también cansada y sufrida a pesar de su juventud ya que no supera los 35 años. Está contenta porque sus pequeños entraron a clases, lo siente como un relajo, y está en el proceso de conocer a sus nuevos vecinos y adaptarse a ellos.
“Las mediaguas están todas juntas y no hay privacidad para nada. Hay un baño por pasaje (unas 15 viviendas), no hay ducha y hay que bañarse entremedio de las casas. Peligran nuestros niños chicos ya que estamos a campo abierto y, en la noche, las velas son un riesgo. Hemos recibido harta ayuda de particulares pero la distancia mata: para bajar a Constitución hay que hacerlo sólo en locomoción y, si no hay plata, no se puede ir o lo otro es caminar cerro abajo”, relató.
Cristina Valdés era de El Dique y, ahora, es una de las mujeres más alegres y pujantes del campamento. A pesar de días sin agua –se secan los contenedores que los abastecen y puede pasar más de 24 horas sin el recurso- y el miedo de no encender calefacción o velas para evitar un incendio masivo, no logran que esta mujer sienta que estos meses serán sólo momentáneos mientras buscan y trabajan por un futuro más promisorio.
“Estar en una mediagua es algo impensable para uno que siempre trabajó y tenía todas sus cosas, es frustrante y triste, el cambio es muy grande. Todo matrimonio cuando recién se casa es pobre y no tiene nada, ahora es lo mismo, volvimos a empezar de cero. Es complicado no tener baño, tener que salir a ducharse por ahí donde nos inviten y lavar la ropa donde nos ofrezcan. Perdimos la intimidad, ¿sabe?, pe

Corte anuló juicio y fallo sobre "Concejales díscolos"

Corte anuló fallo que absolvió a los tres concejales “díscolos” de Pelluhue.
TALCA.- “Debió razonarse sin dejar lagunas o vacíos acerca de si los actos de los acusados destinados a frustrar los intentos de notificación importan o no valerse de la existencia de dolo. No se explica el significado de las reiteradas actuaciones de los acusados que frustran la realización de la sucesión por elegir alcalde”.
En estos términos, la primera sala de la Corte de Apelaciones de Talca decidió ayer anular el juicio y fallo absolutorio dictado el 17 de febrero pasado por el Tribunal Oral de Cauquenes, en cuyo contexto se liberó de la imputación formulada por la fiscalía de dicha comuna en contra de los llamados “concejales díscolos”: Raquel Canales, Manuel Bobadilla y Ricardo Arellano.
Las autoridades comunales de Pelluhue fueron llevadas a juicio por el fiscal, Francisco Ávila, en calidad de imputados por los supuestos delitos de desacato y abandono del cargo concejil, todo debido a los hechos ocurridos desde el 29 de enero del año pasado, fecha desde la cual no se ha podido elegir al alcalde titular por votación al interior del concejo municipal de dicha ciudad costera.

RECESO SIN FIN
Por estos delitos, la fiscalía solicitó cuatro años de presidio, multa y suspensiones de cargo público para todos los imputados. La acusación se fundamentó en que los imputados abandonaran la sala de reuniones de la municipalidad de Pelluhue cuando se produjo un empate a tres votos en el momento que sufragaron para elegir al nuevo edil.
Así lo había determinado el Tribunal Electoral Regional (TER), ante la vacancia del cargo debido a la inhabilitación de la alcaldesa que había ganado en las elecciones de octubre del 2008, tras ser condenada por acarreo de votantes. En dicha sesión, los concejales Carlos Zuñiga y Manuel Bobadilla recibieron tres preferencias, pero tras un receso, los imputados abandonaron el salón de sesiones.
A partir de ese hecho comenzó una larga lucha judicial que implicó variadas resoluciones del TER entre el mes de enero y abril de 2009, una de las cuales incluyó una orden de detención en contra de los llamados “concejales díscolos”, aunque dicha resolución fue desestimada por la Corte Suprema. De esta forma, el cargo de edil es ejercido en Pelluhue por el administrador municipal, situación que no se ha modificado incluso después del terremoto y posterior Tsunami que devastó a dicha comuna de la provincia de Cauquenes

Ministro de cultura vino a explicar cambios en Ley Valdés

Donación cultural para reconstrucción de patrimonio se realizará en siete días.


TALCA.- El una visita a la Región del Maule, en el marco de la celebración del Día de la Danza, el ministro de Cultura Luciano Cruz-Coke anunció modificaciones a la Ley de
Donaciones Culturales las que incentivan a privados para la reconstrucción del patrimonio nacional.
El terremoto del 27 de febrero ha impuesto la urgencia como criterio general para la entrega de ayudas y facilidades en las zonas más afectadas. Dentro de este contexto, se aplica el nuevo procedimiento de la Ley de Donaciones Culturales, conocida como Ley Valdés. Así, en las zonas declaradas de catástrofe los trámites de proyectos que se amparan en esta norma demorarán siete días hábiles, en cambio de los 60 establecidos para el resto del país.
La Ley de Donaciones Culturales, mas conocida como Ley Valdés, es un mecanismo que estimula la intervención privada en el financiamiento de proyectos artísticos y culturales. Apunta a poner a disposición de la cultura nuevas fuentes de financiamiento y se encamina a asegurar un acceso regulado y equitativo a las mismas, para beneficiar a la más amplia gama de disciplinas, actividades, bienes y proyectos artísticoculturales.
La iniciativa fue impulsada por el Ministro y Presidente del Comité Calificador de Donaciones Privadas, Luciano Cruz-Coke, mecanismo que pretende facilitar la cooperación de donantes en iniciativas como la reconstrucción y restauración de bienes patrimoniales tangibles como bibliotecas, iglesias y templos, entre otros.

Rangers cayó 2-1 ante Puerto Montt

Rangers lloró una derrota de última hora.

“El partido va a ser más fome que…”. El comentario lo lanzó uno de los directivos presentes en el semivacío Estadio Municipal de Linares, antes del cotejo jugado ayer, sin público, en el recinto de calle Rengo entre Rangers y Puerto Montt, que por una sanción en contra de la R no podía tener público en las gradas en un pleito que terminó de manera dramática a favor de los sureños , por la cuenta de 2-1, el que sólo se rubricó en el tercer minuto de descuento cuando un balón quedó sin dueño en el área ranguerina y el volante Carlos Cisternas rubricó de esa forma un mal momento futbolístico de la R.
En los 30 segundos iniciales el nominal local pudo haber asegurado la apertura de la cuenta, a través de Ramón Ávila, quien corroboró en su regreso a la titular que lo suyo no son los goles; aunque algo de mérito tuvo también la contención, abajo, del guardavallas Carlos Espinoza.
Esto tuvo casi inmediata respuesta al otro lado, cuando tras un lanzamiento de esquina marcó de cabeza, en el segundo palo, el defensor Eladio Herrera el 1-0 en los 11’, develando los problemas de marca en la zaga talquina.
Para más ahondar su clara superioridad en los primeros 45’, los sureños pudieron ponerse 2-0, si no se hubiese equivocado en el puntazo final Carlos Cisternas al quedar solo frente al portero Leonardo Zamora, en los 17’.
De allí, el pleito cayó en un pozo, que exclusivamente le intentaron poner luces un remate del forastero Ángelo Alvarado (33’) que salvó Zamora; y las dos últimas intentonas anfitrionas de “Mariachi” Núñez (44’), tras habilitación por izquierda de Peñaloza, más un remate alto de Uribe (45’), en la única acción en la que “Fido” asumió en el primer lapso algún protagonismo.

REACCIÓN
Así, no había cómo el Rojinegro diera vuelta el encuentro en los últimos 45’, considerando un juego más claro y compacto colectivamente de los dirigidos por Jaime Vera, que en todo momento preocupaban a la defensa ranguerina, no así al revés.
Sin embargo, con más empeño que atildado desplazamiento, los dueños de casa empezaron a inclinar las acciones a su favor, esta vez intentando sacarle provecho a la velocidad por izquierda del ariete Álvaro Lara, el que si bien abría correctamente su flanco no estuvo fino en la puntada final para conectarse con un esforzado, pero improductivo Moreira; mientras del otro lado cometían el mismo pecado tanto Celasco (que reemplazó a un irreconocible Gálvez) como el joven Luis Rojas.

LO MEJOR
Ratificando su mejor juego, los portomontinos pudieron liquidar en dos ocasiones, pero la contundencia de Zamora salvó ante Novoa y Schowb. Eso hasta que Uribe se alumbró y con un pase profundo dejó sin marca al también ingresado Claudio Videla (por Ávila), quien en los 83’ anotó la igualdad.
Allí parecía que con el ímpetu a su favor la R desequilibraría; no obstante llegó esa jugada final, donde la confusión primó en las marcas de la retaguardia, lo que dejó en solitario al “verdugo” Contreras para el definitivo 1-2 en un partido muy doloroso para los intereses ranguerinos.

POCA CLARIDAD
Para el ariete Álvaro Lara, “nos enredamos nosotros mismos, no fuimos claros en el último cuarto de campo, nosotros también cometimos errores en la parte defensiva, somos un equipo y estuvimos muy poco balanceados en este partido”.
Lejos de la tristeza, el autor del desnivel, Carlos Cisternas, calificó su aporte como “emocionante, porque fue en el último minuto y como se estaba dando el partido yo creo que es meritorio. A lo mejor en el segundo tiempo nos metimos un poco atrás, pero logramos sacar esto adelante”.
La única opción de desquite para los talquinos se puede dar este domingo, cuando por la penúltima fecha de la segunda rueda, se rehaga el extraviado fútbol rojinegro ante los lilas de Deportes Concepción en el mismo escenario linarense.