domingo, 20 de junio de 2010

Autoridades trabajan por mejorar 2 Norte en sector oriente de Talca

Se espera el emplazamiento de un semáforo y completar la pavimentación, para evitar los atochamientos que afectan a conductores que circulan por los accesos al centro comercial

TALCA.- Diversas instituciones trabajan por mejorar las condiciones de tránsito que presenta la calle 2 Norte de Talca, en el sector oriente de la capital regional, donde los automovilistas deben sortear variados problemas derivados de la falta de señalización y el acceso al Mall Plaza Maule, sin que existan soluciones.
La construcción de este monumental centro comercial y la apertura del eje Alameda-2 Norte son condiciones que derivaron en el aumento de vehículos por esta arteria, la que no está pavimentada en su totalidad, lo que implica un desafío para los conductores que transitan por esta concurrida avenida.
Al respecto, la Secretaria Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo, Clarisa Ayala, indicó que existen planes por extender la calle 2 Norte, mejorando la conexión vial que existe hacia el oriente, en función de agilizar el tránsito en esta zona de la comuna.
“Estamos esperando los recursos para comenzar con las obras, lo que permitirá un flujo más expedito de los vehículos. Son obras cercanas a 50 millones de pesos que deben ser autorizados por el Consejo Regional para este año”, indicó.

PAVIMENTACIÓN
Clarisa Ayala preciso que estas obras forman parte del mejoramiento de calles, debido el aumento del tránsito de automóviles. “Existen proyectos que están recomendados favorablemente y que guardan relación con pavimentación de la calzada, desde la calle 25 Oriente hasta 30 Oriente”, dijo.
Agregó que el emplazamiento de semáforos en dicha esquina “permitirá que el tránsito pueda ser manejado de acuerdo a la sincronización que configura este instrumento, además de la continuación de esta calle después de 30 Oriente está pavimentada, lo que significaría la solución del problema”.

SEMAFORO Y TACOS
Por su parte, el alcalde de Talca, Juan Castro indicó que existe un compromiso de las empresas para emplazar un semáforo en la 30 Oriente con 2 Norte. “El municipio ha estudiado la situación y conversamos con los directivos de Mall Plaza Maule, donde se harán cargo de emplazar un semáforo en esta esquina, antes de que culmine la construcción de un banco”, señaló.
En todo caso, entre las situaciones de conflicto que se generan en este sector, se destacan los atochamientos causados por el ingreso al estacionamiento del centro comercial, además del acceso a Homecenter Sodimac, donde los camiones provocan un “taco” que impide el avance para los conductores. Ante ello, el gerente de operaciones de Homecenter Talca, Marco Ahumada, destacó el plan de la empresa frente a esta situación.
“Debido al terremoto se cerró el estacionamiento tradicional del centro comercial, obligando a los automóviles a ingresar por el acceso trasero, junto a nuestra tienda. Nosotros estamos implementando diversas medidas para mitigar el estancamiento del tránsito, por lo pronto, los camiones abastecedores están ingresando en horario nocturno, evitando que ello pueda afectar a los vecinos que circulan por este sector”, puntualizó.

Condenan a narcos por asociación ilícita y tráfico

Los jueces orales de Talca culparon a siete de los nueve imputados, en su gran mayoría, de nacionalidad boliviana

TALCA.- Asociación ilícita para el narcotráfico, tráfico de estupefacientes y tenencia ilegal de armas de fuego, son los delitos por los cuales fueron declarados ayer culpables los imputados chilenos y bolivianos detenidos en abril de 2008, luego que la Policía De Investigaciones (PDI) desbaratara la banda internacional e incautara 55 kilos de cocaína base.
En la primera sala del Tribunal Oral de Talca, tras cinco días de juicio, se efectuó ayer la audiencia de lectura de veredicto, donde los magistrados culparon a los chilenos Sergio Pastenes y Herbert Sandoval como autores y líderes de una asociación ilícita, mientras que la conviviente del primero de ellos, Sandra Seura, fue declarada cómplice del mismo delito.
En tanto, los bolivianos Humberto Huanca, José Apala, Ramiro Gómez y Yony Torres, fueron autores del delito consumado de tráfico de estupefacientes. A Sandoval también se le adjudicó la tenencia ilegal de armas de fuego. Sin embargo, los jueces desestimaron la acusación formulada en contra de los bolivianos Sonia Bernal y Óscar Quispe, por lo que fueron absueltos.

HECHOS
Según acredita el veredicto de los jueces orales, entre noviembre de 2007 y abril del 2008, Pastenes y Sandoval conformaron una organización al tráfico de cocaína base y clorhidrato de cocaína, droga que ingresaba a través de Calama con el fin de venderla en distintas ciudades.
Pastenes en aquel cumplía una condena por tráfico de drogas, sin embargo, contactaba a los proveedores e impartía instrucciones. En tanto, el otro acusado se encargaba de trasladar la droga hacia el sur y recaudaba el dinero, labor en la que también participó Sandra Seura.

CARGAMENTO
En la investigación liderada por la PDI se tomó conocimiento que Humberto Huanca recibió un cargamento de droga transportado por bolivianos, consistente en 55 kilos de cocaína base, cinco kilos de marihuana boliviana y tres kilos de clorhidrato de cocaína, la cual ocultaron en el desierto, en las cercanías del cerro La Cruz.
En el veredicto, los jueces manifestaron que las pruebas presentadas en el juicio fueron insuficientes para establecer que Bernal, Quispe, Apala y Huanca hayan sido parte de la estructura jerarquizada. Sin embargo, los dos últimos -más Gómez y Torres- sí configurarían el delito de tráfico, por cuanto transportaron la droga. La lectura de la sentencia se realizará el jueves a las 17.30 horas en el tribunal.